7 claves para potenciar tu carisma

7 claves para potenciar tu carisma

¿Tú también piensas que no tienes carisma?

La mayoría de la gente piensa que no tiene carisma y que no podrá tenerlo nunca porque no tienen ese “don”.

Si es tu caso, has caído en el mito del carisma…

Pues tengo una buena noticia para ti: Sí tienes carisma…y puedes desarrollarlo mucho más.

Pero antes que nada…

¿Qué es el carisma?

El término carisma se ha mitificado y mucha gente se empeña en cubrirlo con un velo de divinidad o entenderlo como un don de la naturaleza.

Pero la realidad es que el carisma es simplemente  la capacidad de gustar a los demás.

Una persona carismática es alguien que gusta y atrae a los demás, en mayor o menor medida.

El carisma es resultado de una combinación de conductas-sobre todo no verbales-que hace que gustemos y resultemos atractivos al resto de personas.

El carisma se puede aprender, no es una cualidad intrínseca, ni un don especial que sólo se pueda tener de nacimiento.

Es cierto que hay personas que de forma natural su personalidad es muy carismática, pero no es requisito indispensable nacer con esa cualidad.

Tú eres carismático en alguna medida porque seguro que gustas y atraes a algunas personas, lo único que tienes que hacer es potenciarlo.

 

¿Qué no es el carisma? Falsos mitos:

Desenmascaremos algunos de los mitos más comunes sobre el carisma:

“Para ser carismático hay que ser extrovertido, divertido, efusivo, bullicioso”  Falso

Alguien extrovertido puede ser carismático o no, pero no es un requisito del carisma. Se puede ser introvertido, tranquilo y carismático.

“Para ser carismático tendría que cambiar mi personalidad, fingir ser otra persona que no soy o sobreactuar”  Falso

Cada uno con su propia personalidad puede desarrollar una serie de conductas y modos de relacionarse que potencien su carisma, o sea que le haga más atractivo y guste a los demás.

“Para ser carismático hay que ser atractivo físicamente” Falso

No hay que ser atractivo para ser carismático, es el carisma lo que te hace atractivo.

 

¿Todo el mundo puede ser carismático?

Si. Las conductas carismáticas se desarrollan con la práctica.

Cada uno con su personalidad puede desarrollar conductas carismáticas y ser atractivo para los demás, algunos podrán potenciarlo más que otros pero todo el mundo puede.

A no ser que seas un asocial crónico y un desagradable sin remedio puedes desarrollar su carisma.

 

¿Qué beneficios te aporta el carisma?

  • En puestos de liderazgo te hace más efectivo, mejora los resultados de tu equipo, potencia tu liderazgo, hace que la gente te siga con más entusiasmo y se comprometan e involucren más con tu proyecto. 
  • Está demostrado que en igualdad de preparación y experiencia las personas con más carisma consiguen mejores puestos de trabajo y tienen más opciones de crecer dentro de una compañía. 
  • En ventas, los vendedores carismáticos venden más
  • Crear más y mejores relaciones y tener más éxito social.
  • Te hace más atractivo. Todos tenemos un amigo o amiga que no es muy agraciado físicamente pero es el que más liga gracias a su carisma.

 

Vamos con las 7 claves para que desarrolles tu carisma.

1#Regala toda tu atención.

Cuando hables y te relaciones con los demás regala toda tu atención, permanece completamente presente en la conversación, hazle sentir a la otra persona que en ese momento no hay nada más importante para ti que ella y la conversación que estáis teniendo.

Casi siempre estamos parcialmente distraídos; divagando en nuestros pensamientos, distrayéndonos con el entorno, pensando que vamos a contestar, con pensamientos internos sobre lo que está pasando, juzgando interiormente etc

Esta falta de atención es percibida-casi siempre subconscientemente- por la persona que tenemos delante como falta de autenticidad, falta de interés y genera un rechazo interior.

Hay muy pocas personas que escuchen con total atención y estén plenamente presentes en una conversación, si consigues hacerlo crearás una conexión especial con la otra persona, le harás sentir especial por disfrutar de toda tu atención y te hará único.

Para ello tienes que:

-Escuchar con total atención. Esto no significa esperar a que el otro acabe de hablar, significa hacer un esfuerzo verdadero por entender lo que te quiere transmitir, comprender su significado y lo que verdaderamente pretende comunicarte.

A la gente le encanta hablar y ser escuchada, mientras más dejes hablar a la otra persona mejor le caerás y más le gustarás.

-No interrumpir. Para conseguir lo anterior es vital que no interrumpas y dejes que la otra persona se exprese completamente.

Cuando interrumpimos frustramos a la otra persona porque no le estamos permitiendo expresarse y generamos un resentimiento de esa persona hacia nosotros.

 

2#Desarrolla tu contacto visual.

El contacto visual es un fundamento del carisma.

Los ojos son el espejo del alma, son la parte más expresiva y que más transmite de nuestro cuerpo.

Un profundo  contacto visual tiene un efecto poderoso, crea una conexión con la otra persona, genera empatía, transmite presencia, confianza y demuestra personalidad e inteligencia.

Mira a los ojos cuando estés conversando. A mucha gente le cuesta mantener la mirada y tiene el instinto de apartarla constantemente.

Cuando apartamos la mirada generamos una especia de angustia en la otra persona y trasmite falta de autenticidad.

Las personas que no son capaces de mantener la mirada casi siempre es por 2 motivos:

Falta de seguridad y confianza o falta de sinceridad. Ambas cosas son enemigas del carisma.

¡Pero ojo! (Y nunca mejor dicho), la mirada no puede ser evaluadora, estrecha o  intimidatoria. Si miramos a alguien de esta forma haremos que salten sus alarmas de estrés, le pondremos nervioso y generaremos rechazo.

La mirada tiene que ser suave, focalizada, amable y cordial.

 

3# Una buena sonrisa, autentica y verdadera.

La sonrisa es la mejor forma de ganarnos a las personas. Una buena sonrisa te hace más atractivo.

Sólo con que desarrolles una buena mirada y una buena sonrisa ya habrás potenciado en gran medida tu carisma y te habrás convertido en alguien mucho más atractivo.

No hay nadie que se resista a una sonrisa verdadera, natural, alegre y que salga de los labios y de los ojos, una sonrisa que salga de dentro.

Una buena sonrisa emana hondas positivas, cordialidad, amabilidad, simpatía, frescura.

Una sonrisa abre muchas puertas. Todo lo que se pida o se diga con una sonrisa tiene mucha más potencia, impacto, repercusión y posibilidades de conseguir lo que se pretende.

Ya lo dijo Shakespeare “Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.”

Practica tu sonrisa. Esfuérzate por sonreír más, habla sonriendo, sonríe a desconocidos por la calle, cuando vayas a comprar el pan, a tu familia por la mañana, a tus compañeros de trabajo, a ti mismo delante del espejo…

Sonríe hasta que la sonrisa pase a ser parte de tu expresión facial natural.

Si le sonríes a la vida, la vida te sonreirá a ti también.

4#Se verdaderamente cordial.

La cordialidad transmite benevolencia, bondad, buenas intenciones, afecto, cariño, amabilidad.

 Y esto una vez más, nos gusta, nos atrae, nos da confianza.

Las personas cordiales nos hacen sentir bien debido a las neuronas espejo que reproducen las emociones que detectamos en los demás y reflejan su comportamiento. Son las responsable de que se contagien las emociones y empaticemos con los demás.

La clave está en la autenticidad, la cordialidad tiene que ser verdadera, no puede falsearse o usarse como un simple artificio para aparentar buena intenciones.

Según el diccionario de la RAE (Real Academia Española), cordial significa: “Que tiene la virtud de fortalecer el corazón.” Y la segunda acepción es “Afectuoso de corazón”.

En ambas definiciones aparece la palabra “corazón”, se trata de tocar el corazón de los demás con el tuyo.

La falsa cordialidad es detectada por nuestro subconsciente y genera rechazo, hace que no nos fiemos, que nos de mala espina.

Sé cordial de corazón y te ganarás el corazón de los demás.

  

5#Eleva tu confianza y seguridad.

Las personas con confianza y seguridad en sí mismas, nos gustan y atraen, tienen un magnetismo especial.  

Cuando tenemos confianza en nosotros mismos y en nuestras capacidades, nos gustamos, nos aceptamos tal y como somos y somos naturales y esto hace que a los demás también les gustemos.

Para gustar a los demás tienes que gustarte a ti primero.

Puedes ver este artículo sobre como elevar tu confianza y seguridad.

Es muy importante no confundir confianza con arrogancia. La confianza atrae, la arrogancia repele.

Las personas con alta confianza y seguridad tienen más capacidad de liderazgo, más capacidad de influir, convencer y conseguir cooperación y apoyo de los demás.

La confianza y seguridad en uno mismo unida con la cordialidad y la humildad es una potente combinación para el carisma y el liderazgo.

La confianza y seguridad se trasmite a los demás a través de diferentes señales del lenguaje corporal:

  • Postura corporal.
  • Forma de caminar.
  • Contacto visual.
  • Forma de dar la mano y el contacto físico que ejercemos en los demás.
  • Gestos y micro expresiones.

En la guía “Comunícate como un líder” hablo más en profundidad sobre el lenguaje corporal, si aun no la tienes descárgala aquí.

 

 

 6#Se humilde.

Nos gusta la gente humilde.

Al igual que te decía que no podemos confundir confianza y seguridad con arrogancia, tampoco podemos confundir humildad con falta de confianza o autoestima baja.

La combinación perfecta para el carisma es confianza y seguridad en uno mismo equilibrada con humildad.

Humildad significa no creerte por encima de nadie, no ser fanfarrón, no hacer continuo alarde de ti mismo, de tus logros o tus capacidades, no hablar de ti mismo continuamente, no pretender impresionar, o ser el que más sabe de todo o el que mejor hace todo.

Combina tu seguridad y confianza con una humildad verdadera y tu carisma se disparará.

 

 

 7#Elogia, halaga, alimenta la moral de los demás.

Una de las principales necesidades humanas es la de sentirnos valorados.

Todos necesitamos que alimenten nuestra moral, nuestro ego.

La gente suele criticar más que elogiar. Por cada 10 críticas hacemos 1 halago.

Cuando regalamos a alguien un elogio, un halago verdadero, le estamos haciendo sentir muy bien, alegramos su alma, elevamos su moral, su confianza y alimentamos su ego.

Y nos gusta la gente que nos hace sentir bien.

Un buen elogio puede alegrarle el día a alguien, hace mucho y cuesta muy poco.

Cuando elogiamos a alguien le generamos  un sentimiento muy positivo que vincula con el que lo ha creado -nosotros- por lo que le caemos bien, nos lo ganamos y crea un sentimiento positivo hacia nosotros.

Una vez más la clave está en la autenticidad, un falso elogio interesado se nota y genera rechazo.

El elogio tiene que ser sincero, personal y concreto. Cuando lo hacemos así tiene un efecto muy potente.

 

 

#Conclusiones

  • El carisma es la capacidad de gustar a los demás y que se sientan atraídos por nosotros.
  • Es el resultado de un conjunto de conductas que pueden ser aprendidas.
  • Todo el mundo con su personalidad puede ser carismático.
  • El carisma te hace atractivo.
  • El carisma potencia tu capacidad de liderazgo, te ayuda en tu carrera profesional y hace que tengas más éxito social.
  • Siempre que sea de una manera autentica y natural.
  • Algunas claves para potenciar tu carisma son:
  • Regala toda tu atención. Escucha con atención haciendo un esfuerzo por comprender de verdad a la otra persona.
  • Desarrolla un potente contacto visual.
  • Sonríe. La sonrisa es la mejor vía para establecer una conexión emocional con los demás.
  • Se verdaderamente cordial.
  • La fórmula ganadora para el desarrollo del carisma en la combinación de confianza y seguridad en ti mismo con humildad.
  • Alimenta la moral y el ego de los demás regalando elogios y halagos sinceros, concretos y personales.

 

                                                                        ####

¡Tu turno!

¿Reconoces estos puntos en las personas carismáticas que conoces? ¿Añadirías alguna clave más? Cuéntamelo en los comentarios!

 

Deja un comentario

Menú de cierre