Cómo criticar y corregir de forma eficaz

Cómo criticar y corregir de forma eficaz

En muchas ocasiones tenemos que enfrentarnos a la – incómoda para algunos y no tanto para otros – situación de tener que corregir  y criticar la conducta o modo de actuar de alguna persona de nuestro entorno.

A un empleado, un compañero, un hijo. un alumno, pareja…

Cuando corregimos o emitimos una crítica el objetivo es manifestar nuestra disconformidad con algo para intentar cambiarlo o solucionarlo.

Pero hay que saber hacerlo si realmente pretendemos que nuestra critica sirva para conseguir un cambio.

De entrada, a nadie le sientan bien las correcciones ni las criticas, ni las constructivas ni las destructivas, a nadie le gusta que le muestren desagrado con su conducta, actuación o modo de ser.

Y cómo criticar y corregir de forma efectiva no se enseña en casi ningún sitio, muchas veces lo hacemos mal y fracasamos en el intento de conseguir un cambio en la persona a la que intentamos corregir.

Qué sucede cuando emitimos una crítica o corrección de la forma equivocada:

 

Cuando la crítica es emitida de forma incorrecta es tomada como un ataque y lo que se produce en la persona criticada o corregida es:

 

-Se pone a defensiva y se cierra: Cuando nos sentimos atacados, nos ponemos a la defensiva, nos intentamos proteger de la agresión, saltan nuestro sistema de estrés y el instinto es huir o defendernos.

En este estado no podemos comprender el punto de vista del otro, ni ponernos en su situación. Lo único que intentamos es defendernos del ataque.

 

-Se justifica y se exculpa: Intentamos defendernos por medio de la justificación y la exculpación. Intentamos convencernos a nosotros mismos y al que tenemos en frente de que la culpa no ha sido nuestra, sino de otras personas o circunstancias.

Si nos justificamos o exculpamos no podemos reconocer nuestro error, ya que no lo asumimos como nuestro, sino provocado por causas externas, y si no lo reconocemos no podemos cambiarlo.

 

-Genera un resentimiento y malestar hacia la persona que le ha criticado o corregido: Cuando sentimos que alguien nos ha atacado y ha herido nuestro orgullo, nuestro ego y nuestros sentimientos, lo único que podemos sentir hacia el que lo ha hecho es resentimiento, antipatía y malestar.

 

Resultado:

No comprende nuestro punto de vista, se lo toma a mal y no conseguimos ningún cambio. Como mucho, si la crítica viene de una persona jerárquicamente superior-como un jefe, un padre o un profesor- cede de mala gana y por obligación, sin comprender la conveniencia de hacer las cosas de esa determinada forma.

 

Para hacer críticas de forma efectiva, que la persona se lo tome bien y conseguir un cambio:

 
  • Empezar y acabar de forma positiva. Recordamos el principio y final de una experiencia, por lo que siempre hay que empezar bien y acabar bien, y en medio la crítica, es como hacer un sándwich.

 

  • Empezar con una valoración, un elogio o una apreciación de lo que sí ha hecho bien, valorando el esfuerzo o la intención.

De esta forma le estaremos poniendo en frecuencia positiva, se abrirá y recibirá mejor la crítica. Es como poner espuma de afeitar antes de pasar la cuchilla.

 

  • Una vez hemos hecho esto, de una forma cordial decimos lo que a nosotros nos gustaría, lo que queremos, y lo que no queremos. Ahora que la persona ha bajado la guardia y se encuentra en un estado positivo esta receptivo para recibir la crítica.

 

  • Se concreto y conciso, no hagas críticas ambiguas ni exageradas. Tienes que tener claro qué es exactamente lo que quieres corregir y ser muy conciso en la explicación.

 

  • No hagas críticas generalistas ni usando términos absolutos como “siempre o nunca”. Haz referencia a un hecho concreto en un momento concreto.

Es mejor una crítica concreta del tipo “Esta mañana llegaste 10 minutos tarde y sabes que la puntualidad es muy importante” a un reproche del tipo “Siempre llegas tarde , eres un desastre”

 

  • Tampoco hagas más de una crítica a la vez. De una en una. Si son varias cosas las que tienes que corregir dale prioridad a la más importante. Si hacemos varias críticas al mismo tiempo será inevitable que la otra persona se sienta atacada y se sobrepase.

 

  • No critiques a la persona, sino la conducta. Es decir, no digas que no te gusta que sea de una determinada manera sino que se comporte o que actué de una determinada manera.

No es lo mismo decir “no me gusta que seas un mentiroso” a decir “no me gusta que digas mentiras”.

De la primera forma estamos condenando a la persona, de la segunda estamos condenando una conducta, que no tiene porque ser él, sino la forma en la que se ha comportado en un momento dado.

 

  •  Si la persona se pone a la defensiva lo mejor es aumentar la cordialidad, usar un tono más compasivo, amable y cordial.

 

  • Acabar con un mensaje positivo. Puede ser explicar los pasos a seguir para cambiar la situación, mostrar tu confianza en que podrá hacerlo o unas palabras de aprecio, motivación y confianza.

 

  • Busca el momento oportuno para hacer la crítica o la corrección. Si hacemos la crítica en “caliente” lo más probables es que nos dejemos llevar por las emociones, nos alteremos y generemos tensión.

Tampoco es conveniente dejar pasar mucho tiempo ya que la situación a corregir se habrá difuminado en la memoria de ambos y no será susceptible ni al cambio ni a la objetividad.

Lo ideal es el término medio, buscar un momento de calma después de que no haya pasado mucho tiempo.

 

critica

 

Pongamos el ejemplo de que nuestro hijo ha suspendido varias asignaturas a final de curso.

Una mala forma de conseguir un cambio en esa situación sería echarle una bronca diciéndole lo mal que lo ha hecho, lo poco que se ha esforzado, lo enfadado que estás y el castigo que le vas a poner.

El niño lo percibiría como un ataque, generando malos sentimientos y sin estímulo para el cambio.

Una forma más eficaz seria:

“Hijo, se que en cierto modo te has esforzado y que intentas sacar buenas notas y te felicito por las 4 asignaturas que has aprobado, por esa parte estoy contento. –Empezamos valorando la parte positiva; su intención y la parte en la que se ha esforzado.

Sin embargo has suspendido las otras 4 asignaturas y eso no es un resultado propio de ti, tú eres capaz y tienes capacidades más que suficiente para aprobarlo todo, y sacar unas calificaciones mucho mejores. La verdad es que estoy decepcionado por estos resultados porque esperaba que no suspendieras ninguna.- Le decimos lo que no nos gusta y lo que ha representado para nosotros.

Para el próximo curso quiero que cambies por completo esta situación y que apruebes todas las asignaturas, esto no se puede volver a repetir.- Le decimos cómo queremos que sea la situación a partir de ahora.

Para ello vas a aumentar las horas que dedicas a estudiar cada día, por lo que estas vacaciones en vez de estar todo el día descansado vas a dedicar 3 horas al día a estudiar. Marcamos los pasos a seguir y las medidas a tomar.

Confío en ti, se que eres capaz y que lo vas a conseguir, yo voy a a estar aquí para ayudarte y apoyarte, pero el primero que tiene que esforzase eres tú. ¿Cuento con ello?Acabamos con un mensaje de apoyo, de ánimo y de motivación.

 

Esta sería una conversación más calmada en la que sin dejar de mostrar nuestro malestar con la situación, la hemos enfocado de un modo más positivo y con más posibilidades de generar un cambio efectivo.

El objetivo de una crítica o corrección nunca debería ser desahogarse y soltar toda nuestra ira y frustración, sino conseguir un cambio en la persona a la que corregimos, por eso es importante hacerlas desde un estado de calma, y siguiendo una estructura de este tipo.

 

Resumen:

Para hacer criticas o correcciones eficaces que generen un cambio sigue este patrón:

1#Empieza valorando algo positivo de la otra persona, como el esfuerzo, la intención o la parte positiva de su conducta o modo de actuar.

2#Emite la crítica o corrección de forma concreta y concisa. Haz referencia a un hecho concreto y no hagas críticas generales o ambiguas.

3#Hazlo con un tono cordial, compasivo y amable.

4#No hagas más de una crítica a la vez. Si son varias las cosas a corregir, prioriza la más importante.

5#No condenes o critiques a la persona, sino a la conducta concreta.

6#Busca el momento oportuno. Ni en caliente, no después de que haya pasado mucho tiempo.

7#Acaba con un mensaje positivo. Puedes mostrarle tu confianza en que lo puede cambiar, un mensaje de apoyo y motivación o exponer los pasos a seguir para corregir esa conducta.

 

                                                                       ####

 

¡Tu turno! 

Supongo que habrás recibido críticas efectuadas de la manera correcta y otras veces de la forma incorrecta ¿Notaste cómo te afectaron de manera distinta? 

Y también habrás emitido críticas y correcciones de ambas formas ¿Conseguiste diferentes resultados en cada caso?

¡Cuéntame en los comentarios!

 

COMPARTIR:

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Hola Rafa, es curioso como al leer tu articulo me he dado cuenta que en ocasiones he actuado correctamente ( sin saberlo) y en otras no, dependiendo de la persona que tenia delante. Por ejemplo a mi hijo siempre he tenido que optar por el metodo sandwich inconscientemente ya que por el ” mando y ordeno” nunca he conseguido nada ya desde bien pequeñito, en cambio con mis compañeros de trabajo y subordinados nunca he sido capaz de enfocar bien la situacion aunque me esforzaba en ser agradable pero no siempre salia como me hubiera gustado. Muchisimas gracias por tus sabios consejos.

    1. Rafa Loza

      Hola Pepi! Las personas que poseen cierto grado de inteligencia emocional suelen hacerlo así de forma natural, aunque no siempre es fácil aplicarlo. ¡Una cosa es la teoría y otra la práctica! En las relaciones intervienen muchos aspectos que dificultan hacer las cosas cómo sabemos que tenemos que hacerlas. Pero lo importante es que sepamos cuáles son las maneras con las que podemos obtener mejores resultados e intentar utilizarlas el mayor número de veces posible. Me alegro mucho de leerte de nuevo por aquí. ¡Un abrazo!

  2. Hola Rafa la verdad que es muy importante lo que transmites, espero pueda usarlo para mejorar en varios aspectos ya que es un tema importante.

    Gracias.

    1. Rafa Loza

      Gracias a ti por comentar! Te animo a que lo pongas en práctica ya verás cómo obtienes buenos resultados. Un saludo!

Deja un comentario

Menú de cierre