Cómo multipliqué mis ventas por 8 en 1 año

Cómo multipliqué mis ventas por 8 en 1 año

En este post te cuento como pasé de 10 ventas al mes a 80 en poco más de un año.

Era principio de 2007 llevaba más de un 1 año trabajando como agente comercial independiente para una gran multinacional de seguridad privada, me había convertido en un gran vendedor, todos los meses superaba mi objetivo y casi siempre era el número uno de mi delegación, pero había un problema.

El reto: quería subir mis ventas pero no sabía cómo. 

Yo quería más, quería multiplicar mis ventas y ganar más dinero pero trabajaba 10 horas al día, daba todo de mí y el resultado que estaba consiguiendo era lo máximo que podía conseguir, el día no tenía más horas y yo no podía aprovechar esas horas más de lo que ya lo estaba haciendo.

Además era “esclavo de mi negocio”, dependía de mí para producir, si yo no trabajaba, no vendía y no ganaba dinero.

Me sentía estancado, quería evolucionar, quería incrementar mis resultados, y crecer profesional y económicamente, mi experiencia como vendedor había sido fantástica pero no quería quedarme ahí. 

Quería más pero no sabía muy bien cómo

Busqué la ayuda de mi mentor, él era mi referente ya que empezó como vendedor y se había convertido en un empresario muy  exitoso. 

Le conté mi problema y me respondió:

“Rafa, gente muy buena en su profesión hay mucha, tú eres muy bueno en las ventas, consigues grandes resultados, pero si sigues estando solo, si tu negocio eres únicamente tú, no llegarás muy lejos, serás toda la vida un buen comercial, nada más. Si quieres ir rápido ve solo, si quieres llegar lejos, ve en equipo”

-Continuó: “Yo cuando empecé ganaba lo que to era capaz de vender, hoy tengo un equipo con cientos de personas y, cómo te imaginarás, entre todos producimos mucho más de lo que hacía yo solo.”

 

Aunque había estado delante de mis narices todo ese tiempo, no había sido consciente. Tenía que enseñar a otros lo que yo sabía hacer y en lo que era muy bueno (vender), tenía que crear un equipo, formarlo y dirigirlo con éxito.

La empresa me pagaba una comisión por cada venta que hiciera mi equipo y de esa manera en el mismo número de horas podía multiplicar las ventas y mis ingresos.

Primera revelación: La única manera de multiplicar tus resultados en el mismo tiempo es a través de un equipo.

 

¡Cómo no pude verlo antes!

Estaba tan centrado en mis propias ventas que no me daba cuenta que el auténtico desarrollo lo conseguiría enseñando a otros y creando un equipo.

Me puse manos a la obra.

Asistí a cursos de formación, empezaron a asignarme personas para que yo las formara y creara mi propio equipo de trabajo.

Lo hacía de la mejor manera que podía y pensaba que si yo era bueno haciendo algo. también sería bueno enseñándolo y los demás tendrían los mismos buenos resultados que tenía yo.

Nada más lejos de la realidad.

Durante meses estuve reclutando y enseñando a otras persona.

 

El resultado: No conseguí crear nada de equipo. 

Después de meses de trabajo, esforzándome en formar y aumentar mi plantilla, me encontraba en el mismo punto. Solo, sin equipo y con mis resultados igual de estancados.

Las pocas personas que empezaban conmigo no duraban mucho tiempo. Se desmotivaban, no conseguían resultados y decidían dejar el proyecto.

Desesperado busqué de nuevo la ayuda de mi mentor, le conté el problema que tenía y me dijo:

“Rafa, si quieres tener un buen equipo, primero tienes que convertirte en un buen líder. Sin liderazgo no hay equipo.”

Segunda revelación: Sólo un buen líder es capaz de tener un buen equipo.

Yo era bueno vendiendo, pero no sabía cómo enseñar a otros, como dirigirlos, no era un buen líder.

Tuve la suerte de tener a un par de mentores que eran grandes líderes, dirigían cientos de personas, entre ellas yo, habían conseguido el éxito dentro del negocio y se prestaron a ayudarme en mi desarrollo como líder.  

Decidí aprender de ellos, observaba cómo se comportaban, cómo se comunicaban, cómo se relacionaban los demás, cómo pensaban, les hacía preguntas, les pedía consejo…. 

Leía todos los libros que encontraba sobre liderazgo y fui aplicando todo lo que iba aprendiendo.

Poco a poco mi capacidad de liderazgo se iba desarrollando e iba saliendo el líder que llevaba dentro.

Ahí empezó a cambiar mi vida.

 

Cuando tú creces, crecen tus resultados.

Poco a poco empecé a crear equipo, a los pocos meses ya tenía un equipo de varias personas que se hicieron muy buenos, igualando o incluso superando los excelentes resultados que yo conseguía.

Mi equipo superaba los resultados de equipos que tenían el doble de personas que el mío.

Notaba cómo mi equipo lideraba conmigo, cómo me seguían con motivación y entusiasmo, cómo me escuchaban cuando hablaba y ponían en práctica todo lo que les enseñaba….Y esa sensación me encantaba.

 

Cuando estás preparado, llegan las oportunidades.

Y entonces se presentó la oportunidad de mi vida.

Me ofrecieron dirigir una nueva delegación que la empresa quería abrir en otra ciudad. 

Acepté de inmediato. Me fui con parte de mi equipo y en febrero de 2008 empezamos.

Continué trabajando y mejorando mi capacidad de liderazgo, y entonces los resultado se dispararon.

4 meses después, en  julio de 2008,  habíamos creado un equipo de 15 personas y generábamos 80 ventas todos los meses.

En apenas unos meses había conseguido más que en los 2 años anteriores. Ahí comprendí la magia del crecimiento exponencial, el efecto bola de nieve.

En poco más de un año había conseguido multiplicar por 8 las ventas, había pasado de las 10 que yo individualmente hacía, a las 80 que estaba consiguiendo con mi equipo. 

¡¡Un crecimiento del 800%!!

Había enfocado los esfuerzos en otra dirección diferente, y gracias a ello, multiplique mis resultados.

Me di cuenta que no se trataba de trabajar más, sino de trabajar mejor, de empujar en la dirección adecuada.

Desarrollar mi capacidad de liderazgo y crear un equipo me permitió:

 
  • Multiplicar mis ventas: Pasé de 10 ventas que hacía yo solo, a las 80 que hacía con mi equipo.
  • Dejar de ser esclavo de mi negocio: Si no yo estaba físicamente, mi negocio seguía funcionando, la producción ya no dependía sólo de mí.
  • Aumentar mis ingresos: A más ventas más ingresos.
  • Conseguir más trabajando menos horas: Ya no necesitaba estar 10 horas vendiendo, sólo necesitaba unas pocas horas para gestionar bien a mi equipo.

 

 

Con el tiempo continúe aumentando mi equipo y abrí más delegaciones, al cabo de unos años ya producíamos 150-200 ventas todos los meses.

El proceso era el mismo, a más equipo más producción.

Todos los negocios necesitan un equipo si quieren crecen.

 

Cualquier empresa que quiera expandirse y crecer necesita un equipo que sea capaz de multiplicar la producción.

La capacidad de producción de una sola persona es limitada, pero la de un equipo es ilimitada, ya que el crecimiento de un equipo puede ser ilimitado.

El dueño de un bar puede trabajar 16 horas al día y hacerlo todo él, y su producción estará estancada en la que él sea capaz de generar, o puede formar un equipo de camareros, cocineros, encargados, etc. para poder atender a más clientes y/o abrir más establecimientos, de tal forma que en el mismo tiempo (1 día, un mes, un año…) multiplique su producción.

Lo mismo ocurre con el dueño de una tienda, con un taller, una empresa de servicios…

Una cosa es ser auto-empleado (esclavo de tu negocio) y otra empresario (dueño de tu negocio)

 

En mi barrio hace 15 años abrieron 2 bares, en uno de ellos sigue el dueño abriéndolo y cerrándolo todos los días, trabaja 16 horas diarias, 6 días a la semana, si él no está porque este enfermo o de vacaciones, el negocio no abre sus puertas y no hace caja, es esclavo de su negocio.

El otro hostelero formó a una plantilla, ha ido abriendo otros locales y hoy tiene 5 restaurantes de éxito, no trabaja detrás de la barra, sino liderando un equipo, ya no es un camarero, sino un empresario, ya no es esclavo de su negocio, si él no está, sus locales siguen abriendo sus puertas y atendiendo a los clientes.

La diferencia entre estas dos personas que empezaron igual y abrieron el mismo tipo de negocio, es que uno decidió multiplicarse a través de la creación, formación y dirección de un equipo de personas, y el otro decidió que todo dependiera de él.

El tiempo es limitado (24 horas al día) y lo que puede producir una sola persona en ese tiempo también es limitado, pero la producción que se puede generar en ese tiempo gracias a un equipo es ilimitada, mientras más grande y mejor sea el equipo, más y mejor producirá en el mismo tiempo.

Así que si tienes una empresa mi consejo es que pienses de qué manera puedes multiplicar tu producción en el mismo tiempo creando un equipo de personas que te permita escalar tu negocio.

Pasarás de ser esclavo de tu negocio a ser un autentico empresario.

 

                                                                    ####

¡Tu turno!

Y tú ¿Tienes un negocio o te gustaría tenerlo? ¿Sabes cómo multiplicarte creando un equipo? ¿Diriges un equipo? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

 

COMPARTIR:

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Muy buen articulo. Aun recuerdo cuando trabajaba seguido en mis clínicas y a pesar de tener 4, no supe ser lider y los beneficios eran muy justos. así no podía seguir, cerré todo y después de salir de la caja,me forme en marketing y coach y estoy emprendiendo para poder ayudar a otros a que no comentan los mismos errores. es lo que llaman reinventarse.

    1. Rafa Loza

      Fenomenal Victor! Claro que si, hay que estar reinventándose continuamente para seguir evolucionando! El problema que comentas es muy común, muchos empresarios y directivos están muy preparados en la parte “técnica” del negocio, dominan muy bien el oficio pero no están preparados para el manejo de equipos, les falta liderazgo. Lo que inevitablemente lleva a unos malos resultados, ya que la calidad de una empresa es igual a la calidad del equipo que la compone. Te deseo mucho éxito en tu nuevo proyecto y espero seguir viéndote por aquí!. Un saludo!

  2. Simplemente espectacular!!!
    La mayoría de las personas que nos rodean,nunca nos apoyan cuando tomamos la decisión de emprender un proyecto, y que existan personas como tú que no solo apoyan si no que nos empujan a conseguirlo y nos enseñan a dirigirlo, creo que es de admirar.

    Hace dos años tome la decisión de reinventar mi negocio y la verdad que han sido unos años bastante duros y de cambios difíciles de explicar,
    pero ahora mismo me encuentro en un momento donde por fin tengo la sensación que estoy creando una compañía que dará mucho que hablar. Estoy contigo en todo lo que cuentas en tu blog.
    Crear y dirigir un buen equipo es la clave del éxito.
    Te deseo de corazón éxito en todo aquello que hagas y enhorabuena por este trabajo.

    1. Rafa Loza

      Wooo! Mil gracias por tus palabras Rafa! Es un honor tenerte por aquí! Ya sabes que eres el mentor del que hablo en el artículo, así que en cierto modo también es tuyo! Gracias por haberme enseñado y ayudado tanto, sin ti no hubiera conseguido nada de lo que he conseguido hasta ahora y gran parte de lo que se te lo debo a ti. Todavía nos quedan muchas cosas por conseguir y espero estar siempre cerca tuya para disfrutar juntos de los éxitos y luchar juntos en las adversidades. Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

HAZTEUNLIDER.COM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por BESTIDER CONSULTORIA Y GESTION COMERCIAL SL (HAZTEUNLIDER.COM) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active campaign (proveedor de email marketing de HAZTEUNLIDER.COM) fuera de la UE en EEUU. Active campaign está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Active campaign. (https://help.activecampaign.com/hc/en-us/articles/218789997-Priva). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en rafa.lozaa@hazteunlider.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.hazteunlider.com, así como consultar mi política de privacidad.

Menú de cierre
Share This